Accesorios infinitos para engrandecer el reino de nuestro Señor.


*All content by
Aleph Accesorios ®
¿Lo que haces es para Dios… o “pa’l Feis”?

Me da mucha gracia lo que se me ocurrió hacer con este conocido meme, donde Robin dice algo que ofende a Batman, y pues se hace acreedor de una merecida bofetada… Pero a veces, aún en nuestra vida en Cristo, la “regamos” como Robin, diciendo o haciendo algo contrario a lo que se debe. Y peor aún, puede pasar sin darnos cuenta, ¿no?
La vanagloria es la presunción -o muestra excesiva de orgullo- de los propios méritos, para conseguir prestigio, admiración, fama, aplausos y, lamentablemente, la aprobación de los demás.
El libro de Filipenses 2:3 dice que “No sean egoístas; no traten de impresionar a nadie. Sean humildes, es decir, considerando a los demás como mejores que ustedes.”
Dios quiere que seamos como su hijo unigénito: humildes de corazón (Mateo 11:29), ya que nuestro servicio es para honra y gloria suya: para engrandecer su reino. Sólo de esta forma, nuestra recompensa serán las riquezas, honra y vida (Proverbios 22:4).
Cada vez que sirvas en tu ministerio, recuerda que el protagonista es Dios, tu eres sólo un instrumento para honra y para toda buena obra (2 Timoteo 2:21).
¡Bastante claro! Así que, espero que las imágenes que compartas en tus perfiles de redes sociales tengan como propósito enaltecer a Dios, y no a tu ego.

¿Lo que haces es para Dios… o “pa’l Feis”?

Me da mucha gracia lo que se me ocurrió hacer con este conocido meme, donde Robin dice algo que ofende a Batman, y pues se hace acreedor de una merecida bofetada… Pero a veces, aún en nuestra vida en Cristo, la “regamos” como Robin, diciendo o haciendo algo contrario a lo que se debe. Y peor aún, puede pasar sin darnos cuenta, ¿no?

La vanagloria es la presunción -o muestra excesiva de orgullo- de los propios méritos, para conseguir prestigio, admiración, fama, aplausos y, lamentablemente, la aprobación de los demás.

El libro de Filipenses 2:3 dice que “No sean egoístas; no traten de impresionar a nadie. Sean humildes, es decir, considerando a los demás como mejores que ustedes.”

Dios quiere que seamos como su hijo unigénito: humildes de corazón (Mateo 11:29), ya que nuestro servicio es para honra y gloria suya: para engrandecer su reino. Sólo de esta forma, nuestra recompensa serán las riquezas, honra y vida (Proverbios 22:4).

Cada vez que sirvas en tu ministerio, recuerda que el protagonista es Dios, tu eres sólo un instrumento para honra y para toda buena obra (2 Timoteo 2:21).

¡Bastante claro! Así que, espero que las imágenes que compartas en tus perfiles de redes sociales tengan como propósito enaltecer a Dios, y no a tu ego.

August.04.2013
13 notes
  1. kingssrvnt reblogged this from alephaccesoriosinfinitos
  2. ohdearyasha reblogged this from mikkycullen242
  3. mikkycullen242 reblogged this from entusbesos-hayverdad
  4. entusbesos-hayverdad reblogged this from alephaccesoriosinfinitos
  5. alephaccesoriosinfinitos posted this